CAFE Y NOTICIAS

... el Portal de Noticias del Litoral Argentino

La controversia detrás del acuerdo de libre comercio entre Europa y Canadá

La Eurocámara aprobó el convenio denominado CETA, pese a las críticas que sostienen que favorece a multinacionales y atenta contra la seguridad alimentaria y el ambiente. El antecedente para un tratado con Trump.

Un viejo debate económico vuelve a tomar temperatura por hechos recientes: libre comercio vs. proteccionismo. Mientras Donald Trump promueve cerrar las fronteras (tanto a los migrantes y refugiados, como a los productos agrícolas y bienes industriales), por el contrario, la Unión Europea aprobó este martes un acuerdo para eliminar barreras en el comercio con Canadá. Pero nada es blanco y negro y este último convenio es rechazado por sectores que se paran en la vereda política totalmente opuesta al presidente de Estados Unidos.

Los impulsores del  Acuerdo Integral sobre Economía y Comercio (CETA por sus siglas en inglés) destacan que permitirá eliminar el 99% de los derechos de aduana entre Canadá y Europa, elevar el comercio bilateral un 23%, incentivar las inversiones y aumentar el Producto Bruto Interno.

 

Pero no todos coinciden con esta postura, como lo demostraron las protestas masivas en inmediaciones del Parlamento Europeo en Estrasburgo (Francia). Sectores tan diversos como grupos de izquierda, ecologistas y nacionalistas euroescépticos creen que los principales beneficiarios van a ser las grandes empresas, contra quienes sin ningún tipo de mano visible del Estado, los pequeños no podrán competir, especialmente en el sector agrícola.

“Uno de los sectores más perjudicados es la agricultura y la ganadería y de hecho el principal sindicato campesino de España sacó un comunicado pidiendo a los parlamentarios que voten en contra”, explicó a Télam Alex Guillamón, coordinador de la asociación social EntrePueblos, con sede en Barcelona, y portavoz de la campaña No al TTIP (nombre del acuerdo hermano al CETA, que propone un comercio libre entre la Unión Europea y Estados Unidos, por ahora frenado por Trump).

“Justo en el momento en el que somos testigos de cómo el nuevo gobierno de los EEUU se ha configurado para dar mayor poder e influencia a las grandes corporaciones y el poder financiero, el CETA amenaza con socavar la democracia y el estado de derecho en Europa, en beneficio de un puñado de multinacionales”, comentó Shira Stanton, de Greenpeace, una de las organizaciones que protestaron en Estrasburgo.

Fuente: Telam

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

CAFE Y NOTICIAS es Propiedad de Marcelo Leffe © 2016 Frontier Theme